Los diez mandamientos de un perro

1. No te enfades conmigo por mucho tiempo, ya que mi vida solo dura más o menos de 10 a 15 años.

2. Dame cariño y afecto, que lo necesito mas que nada, y dame tiempo para averiguar que quieres de mí.

3. Tú tienes tu trabajo, tus amigos, te entretienes y yo sólo te tengo a ti.

4. Háblame, aunque no entienda tus palabras, entiendo el tono de tu voz cuando me hablas. Sé consciente en tu forma de tratarme puesto que nunca la olvidaré.

5. Antes de golpearme o lastimarme, recuerda que también puedo lastimarte con un mordisco, pero no lo hago porque te quiero y nunca te haría daño.

6. Antes de regañarme por ser perezoso y desobediente, pregúntate si algo me molesta, tal vez no me estás alimentando correctamente, he estado mucho tiempo bajo el sol o mi corazón esta envejeciendo o debilitándose.

7. No me dejes nunca en la calle: no quiero morir en la perrera municipal ni bajo las ruedas de un auto; cierra tu propiedad con una buena reja y no dejes abierta la puerta (acuérdate que también hay ladrones).

8. Por favor, cuídame cuando envejezca ya que tú también envejecerás algún día.

9. No me abandones jamás: sé tan leal conmigo como yo lo soy contigo; si algún motivo insuperable te obliga a separarte de mí, prefiero que me des en adopción antes de echarme a la calle.

10. En mi último viaje no me dejes solo, quédate conmigo y nunca digas que no soportas mirarme. No me dejes enfrentar esto sin ti. Todo es más fácil para mi si tu estás a mi lado porque siempre te amaré.

¡Quiere a tu perro y estará eternamente agradecido!